Estilo de vida saludable para la prevención

Las recomendaciones principales y principales para la prevención del desarrollo de la enfermedad varicosa incluyen el rechazo de los malos hábitos. Según las estadísticas europeas, fumar es uno de los factores más comunes que contribuyen al desarrollo de la patología. La nicotina causa una violación del tono de la pared vascular con la formación de venas varicosas. La postura forzada prolongada en la que se encuentra en el trabajo, así como el hábito de sentarse con el pie sobre el pie, conduce a una interrupción en el flujo normal de sangre venosa a través del sistema de venas profundas.

Se forma un estancamiento venoso con un aumento de la presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos.
Posición forzada prolongada de las piernas
Además, en la posición sentada, se crea un alto nivel de presión intraabdominal con una disminución en el nivel de flujo de sangre a través del sistema de venas de las extremidades inferiores. Se recomienda cambiar la postura cada dos horas, puede realizar el ejercicio en forma de varios levantamientos en los dedos de los pies con los talones separados del piso. Gracias a tales movimientos, los músculos de la pantorrilla comienzan a funcionar bien. El aumento del tono muscular aumenta el flujo sanguíneo y elimina el estancamiento venoso inicial.

Durante el sueño nocturno, la circulación sanguínea se reduce significativamente. Por lo tanto, en este período, es mejor colocar una pequeña almohada debajo de los pies para que las extremidades estén por encima del nivel del corazón.

Posición elevada de las piernas durante el sueño
Esta postura ayudará al retorno venoso de la sangre.